Automoción
Trucos y consejos

Claves para mejorar el mantenimiento de coches

algunas claves para mejorar el mantenimiento de coches

Los coches y, en general, cualquier tipo de vehículo precisan de una serie de cuidados específicos para evitar averías y otro tipo de problemas en la conducción. Por ello, el mantenimiento de coches es una de las claves para mejorar su funcionamiento, alargar la vida de los componentes e incluso la seguridad.

Las operaciones de mantenimiento de coches pasan por cambiar algunos elementos cada cierto tiempo. Por ejemplo, las pastillas de freno, el aceite, o la correa de distribución, en caso de que el vehículo sea más antiguo.

Pero además de esto, el mantenimiento de vehículos exige también la revisión de otros mecanismos. Por eso, lo mejor es revisar el manual de instrucciones del vehículo en donde se especifican todos los puntos y piezas que hay que revisar periódicamente.

Hay que tener en cuenta que algunos componentes del vehículo no sólo sufren desgaste con el uso, sino que también se estropean con el paso del tiempo. Descubre unas sencillas claves para el correcto mantenimiento de coches.

Revisión del aceite

El cambio de aceite depende en gran medida del modelo y del uso que se haga de cada vehículo. Algunos hábitos en la conducción, como arrancar el coche con el motor en frío o los desplazamientos cortos y muy repetidos, pueden acelerar el proceso de degradación del aceite.

La mejor forma de revisar el estado del aceite del coche es introduciendo una varilla limpia en el depósito del aceite con el motor en frío. En caso de que se detecte cualquier pérdida o falta evidente de aceite en el depósito es imprescindible reponerlo. En este sentido, es importante que utilices el mismo tipo que en la anterior ocasión.

Revisión de los amortiguadores

Los amortiguadores son una pieza clave en cualquier vehículo porque aportan un plus de confort en la conducción. Además, son un elemento de seguridad en la carretera. Lo recomendable es revisarlos cada vez que se vaya a pasar la revisión general del vehículo, es decir, cada 20.000 kilómetros. No obstante, si no se alcanza este límite lo ideal es revisarlos año a año.

Revisión de los frenos

Los frenos de un vehículo deben estar siempre a punto. Por ello, es esencial revisar periódicamente dos elementos que forman parte de ellos: los discos y las pastillas de las ruedas delanteras y traseras.

La mayoría de coches indican a través del encendido de un piloto en el cuadro de mando que las pastillas de freno deben ser sustituidas. Pero en caso de no disponer de esta tecnología, se puede comprobar el estado de las pastillas a través del desgaste del líquido de frenos, ya que ambos suelen ser proporcionales. Asimismo, los discos de freno deben ser cuidados para que duren más tiempo antes de ser sustituidos.

 

mantenimiento de coches, Claves para mejorar el mantenimiento de coches, Lubrituria

Sustitución de la correa de distribución

La correa de distribución es la pieza que se encarga de sincronizar el motor del vehículo. Este componente necesita ser sustituido cada 80.000 a 150.000 kilómetros, dependiendo del tipo y marca del vehículo. Pero también es recomendable revisarla cada cinco años si no se alcanza ese kilometraje.

Comprobar el estado de la batería

Cuando la batería del coche tiene ya algunos años también conviene revisarla cada tres meses, aproximadamente. Para mantener una batería en óptimas condiciones hay que evitar que pierda los niveles de líquido requeridos.

Revisión de luces: otra de las claves del mantenimiento de coches

Las luces de un vehículo son un elemento de seguridad en la conducción porque permiten ver y ser visto, por ello, es importante comprobar el estado de cada una de ellas mensualmente. Todos los vehículos poseen siete luces diferentes: las de posición, cruce, largas, las de marcha atrás, las de freno, las anti-nieblas y las intermitentes.

Sustitución de escobillas limpiaparabrisas

Las escobillas limpiaparabrisas se pueden sustituir de forma sencilla en cuestión de minutos, bien la pieza completa o sólo la goma que limpia el cristal. Se pueden comprar en tiendas de coches, gasolineras, incluso también, en algunas ferreterías.

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on linkedin

ARTÍCULOS RELACCIONADOS